Los Bunkers “La Culpa”

Por J.C. Ramírez Figueroa (9 de abril 2004, Frente Sonora)

Los-Bunkers-La-Culpa-front

Los Bunkers la hicieron de nuevo, superaron la prueba del tercer disco y empezaron a escalar un edificio sonoro construido por ellos mismos. Más allá de la estética (poleras de colores, bigotillos, guiños al Chile pre-73) se impone la ética de los temas redondos, capaces de, como decía Bob Dylan, detener el tiempo. Desde la notable “Canción Para Mañana” hasta la épica “Última Canción”, estos casi 47 minutos nos dejan rendidos ante la evidencia: estas obras sólo podrían haber sido hechas en Chile. De verdad. Hay algo en las letras, en las progresiones de acordes, en los arreglos, que las convierten en un paisaje de Higueras, Maipú o Playa Ancha, más que en una postal de Manchester o Chicago.

Para los escépticos, es recomendable un tour por las generosas melodías de “El Día Feliz”“El Festín de los Demás” o “Cura de Espanto”, potentes pruebas de creatividad con los acordes y una sincera búsqueda de la fórmula pop, patentada por gente como Brian Wilson o Jeff Lien. Esta euforia es la cara más amable del disco, al igual que “No me hables de sufrir”, donde los coros son verdaderos caballos de Troya que esconden una melancolía que resolver en tres minutos. Pero la tristeza es finalmente explicitada en “No necesito pensar”, donde se recalca la idea de esperar algo que se nos ha prometido, aunque no sepamos bien donde está ni de qué se trata.

Son las letras, precisamente, las que enriquecen los cuidados acordes de temas como “Mariposa”“Mira lo que dicen sobre nuestro amor” y “Ultima Canción”, un cierre lento y profundo que nos deja con el corazón en un hilo. Es la parte más profunda del disco, que perfectamente podría haber sido publicada en los setentas y hoy sería parte del repertorio popular, como ocurre con “La Exiliada del Sur”, hermosa versión del tema de Inti Illimani con letra de Violeta Parra. Con ello se demuestra que Los Bunkers pueden mirar tanto a la isla británica como a la tradición chilena que sobrevivió al apagón del 73.

 

link

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s