Es un escándalo

La supuesta acción de arte de Onfray, no es la primera que gana portadas. Acá, una lista de esas polémicas que salieron de los museos para instalarse en tu pantalla.
file_20171030183738

Por  Pepa Valenzuela y Juan Carlos Ramírez (1 de julio 2005, Zona de Contacto)

1 “Muchos pintan la salida del sol. Yo, en cambio, me dedico a lo que pasa después que el sol se va”. La oscura frase no es de Bruce Wayne parado en un rascacielos de Ciudad Gótica, sino de Marcos Evaristti sentado al lado de ocho jugueras, cada una con un pececito dorado dentro. Y un botón para accionarla. ¿La apretarías? Ese era el dilema que proponía “Helena y el Pescador” del chileno-danés Marcos Evaristti. Pero antes que se inaugurara la muestra en el M.A.C (2000), un grupo de ecologista quería rescatar a los pececillos. La obra fue una de las primeras en generar una discusión del tipo ¿es-esto-arte?, en el país. Pero la reflexión debió hacerse a lo chileno: con las licuadoras desenchufadas. El 2003, en Dinamarca, las jugueras sí estaban conectadas: dos espectadores apretaron el botón y la policía se llevó preso al director del museo. “Yo sé que provoco, pero no sé si es lo que quiero. Lo que me gusta es confrontar a la gente con lo que hago. Pero como la gente es analfabeta, no entiende la diferencia entre provocación y confrontación”, dice él. Traducimos: lo que dice Evaristti es que la decisión de apretar o no el botón de la licuadora es sólo tuya. Él sólo te confronta ante esa decisión y no te induce a que lo hagas. Es que a estos artistas les encanta hablar en difícil.

2 my first reality

24 de enero de 2000. Una casa transparente en Moneda con Bandera. Al rato una tropa de sapos y califas veían agolpados contra la reja cómo Daniela Tobar se duchaba, hacía sus necesidades y se limpiaba con confort. Lindo. El proyecto dejó a todos marcando ocupado y opinando si la instalación era arte o puro voyerismo. Para Nivia Palma, coordinadora del Fondart, la respuesta era simple: “la idea es establecer los límites de la vida privada de una persona”. Claro, hubo discusión, pero ni comparado con la cantidad de agarrones que los viejos verdes le dieron a Daniela. Frente a la caldera de testosterona, Daniela dijo que los chilenos tenían graves problemas sexuales y tuvo que pedir resguardo policial. Ella cree que el proyecto funcionó porque “dejó traslucir las necesidades de explayarse frente a temas como el cuerpo y lo íntimo. Ahora está todo mucho más abierto con respecto de verse a uno mismo en situaciones cotidianas y en intimidades”. Si no, que lo digan los televidentes de “Gran Hermano”.

3 PERRO CON RABIA

Un Cristo agónico contempla el cielo y pide una explicación. Pero sus llagas no están en un cuadro ni una estampita, sino que en el duro cuero de un perro atropellado, recogido en la calle, embalsamado y pintado al óleo por Antonio Becerro. “Yo no provoco por aplausómetro ni por rating, porque sólo me interesa seguir trabajando en una línea crítica”, decía el año pasado. A pesar de ello, algo subió el rating del programa de “El Termómetro”, cuando Becerro puso un perro muerto sobre la mesa del diputado socialista Fulvio Rossi, quien reclamaba “por el derecho a una sepultura digna de los perros”. “Entiérrelo usted”, contestó el artista. Es que Becerro es como sus obras: un punk que trabaja en una ex Perrera. “Los quiltros son íconos urbanos y son como el Chile de hoy: carentes de nombre, identidad e historia. Para construirla, cuestionemos primero los soportes tradicionales del arte como la tela”, dice. Lo realmente importante estuvo en la segunda lectura, aquella que habla de una carretera que divide ricos y pobres, y los quiltros atropellados en medio.

4 SANTIAGO AL DESNUDO

Exactamente tres años atrás, una chica con look flyer de la Blondie caminaba desnuda por la calle, acompañada de un tipo vestido raro. Como ella nunca decía nada, y alrededor de ellos demasiadas cámaras andaban dando vueltas, los transeúntes más despiertos captaron que era “una acción de arte”. “Con este desnudo queremos generar debate en una sociedad muy tradicional y conservadora como la chilena”, aseguraba Luizio Vega, el ideólogo detrás alias Baby Vamp. Pero Vega se equivocó: ese mismo año, más de cuatro mil personas se desnudaban una fría mañana de invierno, para tomarse una foto nada de tradicional ni conservadora. Lo que sí terminó demostrando, fue quizás, el lado más oscuro del alma nacional: el lado Bonvallet. Eso, cuando el alcalde de Ñuñoa, el R.N Pedro Sabat, intentó noquear a Vega en directo durante un “debate” en “El Termómetro” conducido por Iván Núñez (a estas alturas, el Nemesio Antúnez de las obras freaks). Luego Vega y Baby Vamp fueron golpeados, amenazados con un cuchillo y conminados a abandonar el país por un desconocido en el Cerro San Cristóbal. Finalmente, el Gobierno declaró la expulsión del argentino.

5 Y LAS VACAS VUELAN

Hace dos meses, Bartola Janet sería la estrella de un asado. Pero cuando estaba a punto de entrar al matadero para reencarnar en un plato de proteínas, al arte la salvó. El 17 de abril unos chicos del Colectivo artístico Solo, metieron a la vaca Bartola Janet en una camioneta combi del 71 para traerla a Santiago y elevarla con un grúa al cielo. En la azotea de un edificio de Merced con Miraflores, con pasto, bebedero y cuidador exclusivo, Bartola Janet vivió ocho días y dejó la escoba. Algunos decían en el foro de vaca.cl que la idea era una estupidez mayúscula. Otros, incluido el huaso que la cuidaba, Canciano Pino, temían por un eventual suicidio vacuno, mientras que Milan Ivelic, el director del Museo de Bellas Artes, explicaba que era “una invitación para incorporarse a un hecho descontextualizado”. Bartola Janet recibió la visita de algunos peatones, del alcalde de Santiago Raúl Alcaíno (quien llegó a constatar los problemas reales de la vaca) y hasta la solidaridad del Profesor Rossa quien declaró: “nunca voy a estar de acuerdo con llamar la atención mediante un ser vivo”. ¿Y Guru Guru qué era? ¿Un androide?

despliegue_PDF-page-001

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s