Marca Chancho

Aunque grabaron “Desde el Batiscafo” su octavo disco, en Argentina, definitivamente no hay nada más chileno que los Chancho en Piedra. Bueno sí. Sus próceres pop. Los que han rescatado durante toda su carrera

notirx

 

Por J.C. Ramírez Figueroa, 18 de noviembre 2005, Zona de Contacto

La gente madura es aburrida. Tienen las cosas tan bajo control que no te pueden sorprender con nada. Y una de las cosas que más les gusta hacer es encontrar inmaduro al resto. Como a los Chancho en Piedra, una de las pocas bandas chilenas que pueden decir “presente” diez años después de su aparición.

Y en un acto de justicia divina, todos los ataques que recibieron (“no evolucionan nunca”, “ay, pero sus letras”, “están pegados”) se convirtieron en ventaja para ellos. Porque hoy la gente madura es pendeja, va a fiestas kitsch y venera a los mismos íconos pop que han revivido los Chancho a lo largo de su carrera. ¿Cuáles?, los que siguen

Yo era kitsch antes que tú1995. El disco se llama “Peor es mascar lauchas” y la letra de la canción enumera, entre bases house guachaca: “Peter Rock, Mandolino, Enrique Maluenda, Pedro Messone, El Mago Olí, Martín Vargas, Vicking Valdés, Wildo, El Tío Memo, Pepe Tapia, Yeruba…Chancho en Piedra!!!”. Y parece que les resultó, porque diez años después ya entraron a nuestra cultura pop criolla. Y a puros riffs mezclados con ritmos funkeros. Como unos Marty McFly con look universidad estatal, viajaron a los ochenta y rescataron unos cuantos nombres que brillaban en la tele cuando los que vacilan las fiestas kitsch ni siquiera sabían andar en triciclo. Por eso mismo, no sorprendió demasiado ver a Pepito TV como un Ricardo Montalbán de la Isla de la Fantasía en el surrealista video de “Locura Espacial”.

“Yo conocía a la Patty, la hija de Fernando Alarcón” —explica Leonardo “Toño” Corvalán, batería de la banda—. “Entonces en un carrete le expliqué la idea del video, que había plata para hacerlo (pero no mucha, claro) y las ganas de que él lo protagonizara, porque es el mejor comediante de Chile, para nosotros. Es parte de nuestra memoria verlo en el Jappening con Ja los domingos por la tarde”. Y ahí estaba Alarcón desempolvando su traje de Pepito TV para presentar el disco “La Dieta del Lagarto”, una madrugada de agosto de 1997 en la Laberinto, contando chistes entre canción y canción, mientras la banda disfrazada de espermatochanchos se mataba de la risa. Y ahora los hermanos menores de ese público terminaron aplaudiéndolo, aunque nunca lo hayan visto ni sepan muy bien quien es.

Insert Coin.Todo el mundo dice haber tenido un Juanito cuando chico. Incluso los que no lo tenían. Revival al chancho. Bastó que lo pusieran sobrevolando la ciudad en la portada del primer disco, para que los fans comenzaran a intrusear en sus baúles o a trajinar en los persas para encontrar el propio y llevarlo a las tocatas. Tanto así, que el año 2000 en la fiesta celebración de los siete años del grupo, censaron a los primeros 200 en manos de los Hermanos Marranos, como se autodenominan los fanáticos del grupo.

La verdad es que la alcancía amarillenta acompañaba al grupo en la sala de ensayos. Y la bautizaron así en honor al ex baterista, Juan Silva, quien tenía un asombroso parecido con el juguete ochentero. Después la empezaron a llevar a las tocatas y luego a las giras. Y como el asunto tomó vuelo, no faltó el que las volvió a fabricar.

“Nunca pudimos saber quien fue el fabricante. Nos contaron que las matrices se perdieron. Y de pura curiosidad queríamos pillarlo”, cuenta “Toño”. Para la banda, el cerdito simboliza sus inicios como “cabros chicos jugando a ser músicos”. Toño hace notar la expresión de Juanito, exactamente la misma cara de yo-no-fui que ponías mientras tus papás limpiaban la embarrada que te mandaste. Picardía pendex chilena.

Chancho Vip. No bastaba con nombrarlos: también había que subirlos al escenario. Y tampoco podía ser cualquiera. “Me da lata cuando hacen estas fiestas kitsch e invitan a René de La Vega. Porque lo van a ver para reírse, no por un asunto de calidad musical”, dice “Toño”. Por eso ellos levantaron a uno de sus mayores héroes: Florcita Motuda. Uno que andaba por el suelo luego de su olvidable paso por el Festival de Viña del 92. Donde recibió una de las pifias más grandes que se tenga memoria.

Pero para ellos eso no importaba. Para ellos el cantante de antiparras y traje de jardinero era un visionario, un “loco lindo”. “Florcita es simplemente bacán. Un adelantado tanto a nivel musical, estético y de ideas. Uno aprende mucho con él. La tiene clara”, dice Toño. Y el intercambio de energías dio frutos: Florcita ganó el Festival OTI del 98 con su hip hop “Fin de Siglo”. “Creo que aun no se ha entendido muy bien la obra de él. Eso me preocupa un poco, que en Rojo Vip se le vea como un chiste. Y al contrario: es un adelantado a la época”. Ya lo sabes Rafa Araneda: Flor Motuda ya era VIP antes de que se les ocurriera la maravillosa idea de hacer un programa llamado Rojo.

Chancho Cero. No sabemos si es para bien o para mal, pero los Chancho reinventaron el carrete universitario. Porque al igual que con Florcita Motuda y Pepito TV, volvieron cool algo tan ninguneado por la “gente joven” como la cumbia. Y nada más ni nada menos que con Tommy Rey el antiguo front man de La Sonora Palacios. Una especie de Enrique Maluenda de la música tropical.

A él lo conocieron durante la gira de la Teletón del 2002. Lo que coincidió con la grabación del disco Generaciones. Un proyecto de Sony Music donde artistas de la camada rockera noventera hacían duetos con clásicos como Germaín de la Fuente o… la Sonora Palacios. A ellos les correspondió hacer una versión roquera de “Un Año Más”. Y después compartieron escenario en una fonda que hicieron en Maipú el año siguiente. Así, la Sonora de Tommy Rey se volvió un clásico instantáneo de todas las facultades del país, gracias a los Chancho, quienes milagrosamente demostraron que todos habían crecido con “El Galeón Español” y no solamente con The Smiths. “Se trata de remover un poco la mente de la gente. Que se den cuenta que existe otra música y que es popular. Tocar con otra clase de músicos es increíble. Yo creo que hay más vida en la feria que en la tele. Bueno, siempre lo hemos creído. Solamente que nosotros buscamos y buscamos, hasta encontrar lo que vale la pena”. Palabra de Chancho.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s