Kumbia Queers – Kumbia Nena!

Tapa.jpg

Por J.C. Ramírez Figueroa (22 de  noviembre 2008, Emol)

Argentina lleva al menos dos décadas procesando el sonido tropical-barriobajero y adaptándola a las codificaciones del pop. Ya en los ’80 Los Fabulosos Cadillacs y Los Auténticos Decadentes lideraban un movimiento que reinvindicaba el orgullo latino, la juerga y las guitarras eléctricas. En Chile esta aceptación de la cumbia y el “latinaje” demoró bastante más. A fines de los ’90, en plena explosión de la cumbia sound a nivel popular, lo único realmente aceptado por melómanos y músicos jóvenes era Mano Negra, porque estaban influienciados por The Clash. Después vendría la sorpresiva revaloración de Tommy Rey y todo cambiaría.

Ahora que tenemos a Juana Fe, La Mano Ajena, Chico Trujillo y todo el “nu bailongo” nacional, ¿cual sería el aporte de estas Kumbia Queers?. Porque la idea podría haber sido revolucionaria en otro contexto. Veamos: una banda de mujeres argentinas y mexicanas jugando con la idea del travestismo, abajistas y haciendo versiones villeras de Madonna, The Cure, Ramones y Black Sabbath. Es decir, como cuando las bandas punk versionan el cancionero popular, pero al revés

El disco empieza con una voz de radio pobre presentado a la banda y las canciones del disco. “El grupo que ha impactado al mundo entero”, dice el locutor de “La máquina tropical”. Sin embargo “Chica de calendario” y “Que no quede gueya” son standards de cumbia que no sorprenden demasiado. Lo bueno comienza con “La isla con chicas”, orgullosa relectura lésbica del clásico “La isla bonita” de Madonna. “La china es kumbianchera” es un cover de “Sheena is a punk rocker” de los Ramones, que sin las guitarras de los neoyorquinos no tiene mucha gracia. Más interesante es “Chica de metal” adaptando la siniestra base de “Iron man” de Black Sabbath al sonido villero.

Sin embargo, da la impresión de que hay más ironía que cariño tanto por el rock como por la cumbia. A diferencia de Faith No More haciendo “Easy” de los Commodores o Sonic Youth enfrentando “Superstar” de los Carpenters, acá se nota mucho que es un chiste clasista. Como opinaba un argentino: “un buen chiste eran los Cumbia Pop que en el momento y lugar pertinente, encadenaban los Pet Shop Boys con Mijares”.

Efectivamente, ese cassette que sonó en todas las fiestas del Chile post-dictadura era una impresionante colección de cuarenta canciones de pop radial, todas pegadas. Y el link ocurre precisamente en la canción “Kumbia dark”, versión de “Love song”  de The Cure (“¡Ésta es para tí Robert Smith… Kumbia Queers!”). Por única vez en todo el disco, la canción está cantada en serio, con sentimiento, con tristeza. El órgano barato, tan típico de la cumbia, sigue nota por nota el tema. ¿Estos Kumbia Queers podrían componer una canción original así?

link

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s