Superhéroes Bicentenarios

El Chile de 2010 los necesita urgente. Y un grupo de ilustradores están creando un delirante universo paralelo que se topa con nuestra historia y la actualidad. “Histocomix”, Capitán Chile, “Aravco”, Super Vaca y Supercanuto son las caras visibles de un movimiento subterráneo de dibujantes y guionistas que amenazan con romperla este año.

Imagen

Por J.C. Ramírez Figueroa (3 de enero 2010, LCD, La Nación Domingo).

Una extraña figura sobrevuela una ciudad muy parecida a Valparaíso. “¡Cachen, es un jote!”. “¡No, merme, es un avión!”. “¡No, tarados, es un ovni! ¡Shiaaa!”. Efectivamente: es un amenazante platillo volador de ojos saltones. Dice que quiere acabar con las gemelas… las gemelas Torres. Pero no le saldrá tan fácil, gracias a Capitán Chile. “Orden y patria, ese es mi lema, Capitán Chile, ese soy yo”, canta mientras agarra al bicho volador de los ojos y lo lanza al espacio. Las gemelas Torres, agradecidas, lo llevan a la casa a tomar té. “Nunca pensé que sería tan rico acabar con ustedes, chiquillas”, dice el “Capi”, satisfecho.

Así comienzan “Las aventuras de Capitán Chile”, de Cristián Díaz TEC, un comicbook de 150 páginas que recopila las andanzas del superhéroe nacional. Una delirante colección de viñetas donde se pelea con el Hombre Araña, es amenazado de excomunión e interviene las elecciones presidenciales.

El Capitán Chile junto a la serie Histocomix -colección de historietas que narran la independencia o la vida de Prat-, la saga “Aravco” -la notable epopeya mapuche narrada al estilo animé japonés y editada por Planeta- y “Zombies en La Moneda”, son las caras más visibles de una movida donde en lugar de escribir nuestra historia se dibuja.

<b”roj”>TOMAR EN SERIO

“Tras el cierre abrupto de Mampato o Peneca, la narrativa gráfica en Chile quedó estigmatizada como producto infantil”, piensa Mirko Vukasovic (25, Punta Arenas), dibujante y coguionista de “Aravco”. Esta percepción puede cambiar, para él, diseñando el cómic como producto en lugar de encerrarse en el círculo de fans. Es decir, para que el cómic nacional sea tomado en serio, debe salir a pelear en la calle y no en los grupos nerds especializados.

Así, hace dos años, junto a sus compañeros de diseño gráfico Cristián Escobar (27) y Julián Figueroa (29), aprovechando una tarea, crearon la saga “Aravco” que narra la conquista de Chile y posterior resistencia mapuche. “El formato cómic salva la brecha entre historia, identidad gráfica y educación. Toma puntos centrales de nuestra historia, narra hechos concretos y permite desarrollar personajes que atrapan e identifican a los lectores”. El primer volumen “Aravco I-Wekufe” apareció el 2008 y en la última Filsa se lanzó “Aravco VI-Wichanmapu”.

De trazo rudo y narración bien documentada, este 2010 se editará “Aravco V-Weichaife”, capítulo final, además de un libro recopilatorio con material extra. La idea de Vukasovic y sus colegas, que dan charlas en colegios y entrevistas para CNN es exportarla. “Que pueda ser presentada al lado de cualquier cómic o novela ilustrada extranjera y no se viera ‘coja’. Nos preocupamos y podemos supervisar todo el proceso de creación, desde las fuentes históricas hasta la llegada a imprenta, pasando por el diseño del logo, las páginas interiores, las tipografías, etc. Sin duda nuestra carga de trabajo es alta, pero el resultado es un todo coherente y armonioso”, dicen.

Este modelo se asemeja al trabajo de Mythica, los editores de “Zombies en La Moneda” y que ofrecen sus creaciones en su web (ver En acción). “Zombies” es un relato demente donde un grupo de muertos vivientes -Piñera, Patricia Maldonado, Luli- intentan convertirse en Presidente. “Quisimos darle un tratamiento humorístico primero y luego serio a las seis historias que componen este cómic”, ha explicado Manuel Mella, editor del exitoso proyecto que ya va en su segundo tomo.

EL CóMIC TAMBIÉN ES CULTURA

A estas alturas Histocomix ya es una franquicia. Han publicado las versiones en cómic de “La guerra de Arauco”, “La independencia”, “República” y “La Guerra del Pacífico” (20 números en total). También la vida de Lautaro, O’Higgins y Prat. Y hasta se han atrevido con “Los viajes de Colón” y “La vida de Jesús”, esta última con una versión en inglés. Fundado hace diez años por el publicista Matías Errázuriz y desde el 2005 con el notable aporte del talentoso ilustrador Christian Olivares, las obras han obtenido el visto bueno tanto de la Armada de Chile como del Arzobispado de Santiago, además de convertirse en lectura obligatoria en varios colegios.

Su trabajo es una serie de cómics donde nuestros próceres se convierten en superhéroes y los enemigos en supervillanos. La historia de Chile, apropiándose de los códigos de la DC Comics o la Marvel con potentes toques de animación japonesa.

“Siempre el adulto ha usado formas y lenguajes de adultos para enseñarle a los niños. Ahora nos damos cuenta de que la cabeza del niño funciona desde otra perspectiva. Su mundo es un gran juego y desde esta realidad fue que se me vino a la cabeza la idea de utilizar un lenguaje que ellos conocieran y validaran como suyo: el cómic”, explica Errázuriz.

También hubo cierta polémica, alimentada por blogs especializados, con “La historia de Chile en cómic” editada por El Mercurio S.A.P.(a través de LUN el 2008).

“Histocomix fue el primer cómic histórico de Chile, y tanto enganchó al público, que hace un tiempo nos contactó un conocidísimo y prestigiado diario. Fuimos a sus oficinas, hablamos el tema, nos pidieron muestras para estudiar la posibilidad de sacar los Histocomix junto a su diario. Sin embargo y luego de dejarles lo que nos pedían, nunca más supimos de ellos… un par de meses después, sacaron algo similar. Recuerdo que desde ese mismo instante cancelé mi suscripción y nunca más he vuelto a comprar ese diario. Pensé en mandarle todos los antecedentes al dueño del diario… nunca lo hice, ya pasó y lo más importante, estoy tranquilo ya que no fuimos nosotros los que actuamos mal”.

Pero la franquicia no para: en marzo lanzan “Toki Leftxaru” que narra la primera etapa de la conquista, centrada en la vida del toki también conocido como “Lautaro”. Patrocinada por la Conadi y también están en campaña para ser reconocidos por el Mineduc y ser incluidos en el Maletín Literario. “No entiendo cómo se incluye un Asterix o un Mampato, lo digo con mucho respeto porque soy gran fanático de ambos, pero no estamos transmitiendo contenidos, entiendo que se incluyan por ser cómics, ¿pero dejar de lado nuestra historia?”.

QUIÉN PODRÁ SALVARNOS

Capitán Chile es definido por su creador, Cristián Díaz TEC, como cercano, real y cotidiano. “Puede ser cualquiera de nosotros. Vive lo que el chileno medio… medio cagado”. Pero como tiene buen corazón, hace todo lo posible para arreglar los problemas de Valparaíso (su central de operaciones). Creaciones que se emparentan con el demente Súper Vaca (Renzo Soto) o Canutoman (César Angelo), “el primer superhéroe cristiano chileno” que se dan a conocer gracias a blogs y redes sociales

Díaz tiene 37 años y su vida ha sido movida: “He sido groom en el Casino de Viña del Mar, encargado de local en diversas tiendas y actualmente cajero part-time del Lider de Viña del Mar”. Pero tal como su personaje, tiene una doble vida como dibujante: ha publicado en El Ciudadano, Conozca más, Zine of Bronze (USA), además de hacer clases y talleres.

El 2001 decidió crear un personaje que fuera un superhéroe pero a su vez fuese chileno. Para eso decidió dotarlo de humor y cierto fatalismo. “Llamó la atención el que fuera de Valparaíso, que fuera wanderino, bueno para la talla, que viviera en una pieza y debiera los gastos comunes y, sobre todo, que tuviera una vida sexual plena”, escribe en el prólogo. Y así nació Capitán Chile que tuvo su minuto mediático el 2008 cuando rescató a Bachelet durante un caótico 21 de mayo.

Todos los autores reconocen que hay un interés. De hecho, los muchachos de “Aravco” ya se han encontrado con niños que están empezando a narrar los momentos históricos como animé. Aun así, el cómic no es tomado en serio en Chile. “Está el problema del hábito de lectura, la falta de editoriales que realmente masifiquen el producto y lo abaraten y que el mismo sea realmente atractivo”, piensa. Sin embargo, con superhéroes bicentenarios como éstos, esperemos que el panorama cambie y Capitán Chile pueda reinar con esa sonrisa canchera donde recibe los vítores de Flash, Spider Man o Batman, en la contraportada de su primer libro.

Para Comprar y Buscar En Internet

“Zombies en La Moneda” pueden adquirirse en http://mythica.cl/.

Información sobre la saga Aravco http://aravco.cl/.
La casa de Capitán Chile está en http://elshowdelcapitanchile.blogspot.com/.
Para descargar y conocer a Supercanuto http://www.canutoman.es.tl/.
Los Histocomix se encuentran en http://www.histocomix.cl/.
Y Super Vaca, además de otras creaciones en http://renzosoto.blogspot.com/
Ojo con los links y banner, que conducen directo a otros superhéroes y representantes del cómic chileno más under.

link

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s