Los destellos de Cosmoparlantez

Por J.C. Ramírez Figueroa (22 de octubre 2010, Emol)
File_2009123135443

Existe aquí toda una escena de rock chileno que no está consagrado (¿quienes fueron los últimos? ¿De Saloon?) ni tampoco pertenece al hype de las revistas de tendencias. Bandas como Dr. Robinson, Radar, La Rata Blusera o solistas como Momo Ferreira tienen momentos interesantísimos. Pero algo falla en su camino a la masividad. A veces es la producción, otras el armado del producto (reconozcámoslo, hasta Bad Brains tenía una estética de marca) o incluso la notoria influencia de los referentes.

Los Cosmoparlantez van bien. Destellos suena fuerte, bien tocado, con arreglos interesantes dentro del rock que ellos practican. La canción “Dulce sensación”, por ejemplo, en lugar de ir con todo, se toma las cosas con tiempo bajo el patrón de batería. O la balada “Podré cambiar” construida en base al bajo. “Reir” es, del mismo modo, un correcto cierre al repertorio del disco.

El único problema es que las canciones podrían ser aun más “memorables”, en el sentido de ser recordadas. Si tienen todos los recursos para hacerlo, ya no hay razones para seguir vinculado a cierto sonido noventero (Soda Stereo es una influencia evidente). Si para escribir bien hay que leer mucho, para hacer música obligatoriamente se debería recurrir a lo que hacen las bandas hoy. Un poquito de The Pains of Being Pure at Heart o de 107 Faunos, por poner dos ejemplos “actuales”, puede disparar la creatividad mucho más que recordar los gloriosos ’90.

link

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s