Alvaro Henríquez sobre Violeta Parra: “Es más grande que Los Beatles, Beethoven o Miles Davis”

Alvaro-Henriquez-Cumbre-Rock-Chileno-2017.jpg

Por Juan Carlos Ramírez F. (9 de noviembre 2011, La Segunda)
Desde que escuchó un viejo vinilo de Violeta Parra que tenía su hija Isabel, Alvaro Henríquez siempre quiso interpretar en vivo esas canciones. “Cuecas no muy conocidas y que me gustan mucho”, explica. Las logró pasar a CD y podrá cantarlas por primera vez en el “Concierto para Violeta”, un tributo a realizarse el miércoles 16 de noviembre en la Plaza de Armas, a las 20:30 horas.

El evento tendrá además como invitados a Inti Illimani Histórico, Pedro Aznar, Anita Tijoux, Javiera y Los Imposibles, Francisca Valenzuela, Camila Moreno, Claudia Acuña y la Orquesta Sinfónica de Chile.

-¿Cuesta encontrar las palabras para expresar lo que provocan las canciones de Violeta Parra?

-¡Sí! Es increíble su profundidad y el universo que creó. Y no sólo eso: también indagó, recopiló y desarrolló la música folclórica chilena con piezas que hasta hoy son estudiadas por musicólogos.

-Fito Páez dijo que lo mejor de ser latinoamericano era tener a Violeta Parra y Los Beatles, mientras el resto del mundo sólo tenía a estos últimos.

-Yo de verdad pienso que la Violeta es tanto o más grande que Los Beatles, Beethoven o Miles Davis.

-Es revelador también que su legado haya sido preservado por las personas y no medios como las radios que apenas la tocaban…

-Eso habla claramente de lo real que es el cariño y aprecio a la obra de Violeta. También de la importancia de la tradición oral y su rescate con los medios que se pudieran. Es algo natural y bello lo que le pasó.

-¿Piensas que cuando uno crece la va entendiendo más?

-La Violeta es una compañía de toda la vida. Desde que tienes un año hasta que te mueres. Es como el aire.

El nuevo libro de fotos de Los Tres

La editorial RIL acaba de publicar “Los Tres”, una recopilación de las fotografías tomadas por Titae Lindl (bajista de la banda) y que capturan giras, sesiones de grabación y los momentos más felices vividos en la carrera de la banda. Esto se suma a un DVD con la celebración de los veinte años de su debut discográfico hecha en el Caupolicán, que Henríquez acaba de mezclar.

-¿Qué te pasa al revisitar fotográficamente esos tiempos?

-A mí me gustan mucho los libros de fotos, esos de Los Beatles o Bob Dylan. Es entretenido ver las pintas, las ondas , los estudios, los instrumentos que usábamos. Está muy bien documentada esa época. El Titae siempre era muy espontáneo para tomar las fotos. El decidía cuándo la tomaba y eso le agrega un valor al libro. Un superlibro, en realidad.

-Volver a tocar el primer disco, ¿te ha disparado nuevas ideas para álbumes futuros?

-Totalmente. De hecho, siempre estoy haciendo canciones. Estos eventos -incluyendo lo de Violeta- son importantes para uno. Uno toca más entretenido y con sentido de la profundidad. Cuando escucho a Los Tres en la radio o en algún lugar, digo: “¡Qué buen tema!” y pienso que si no fuera mío me gustaría igual. Siempre estoy en esa postura.

-Después de todo, ya patentaste una cruza entre el viejo sonido de la nueva ola y el rock…

-El sonido es una pequeña obsesión que tengo. He logrado fusiones y mezclas que me gustan, pero siempre estoy buscando algo más. Quiero hilar fino y crear algo poderoso. El camino es largo, pero no es un vía crucis.

despliegue_PDF-page-001

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s