Noel Gallagher´s High Flying Birds

a83abb3eb87dba5a0a6470ac97ba015a.jpg

Por J.C. Ramírez Figueroa

Es posible que las obras por las que Noel Gallagher pasará a la historia del rock se reduzcan a Definitely maybe (1994), (What’s the story) Morning glory? (1995) y algunas canciones aisladas como “The Masterplan” o colaboraciones como “Let forever be”. El resto de su discografía sería un comentario a pie de página sostenido por su autodeclarada devoción por los Beatles, la invasión británica de los sesenta, Burt Bacharach, Pink Floyd, Neil Young y el country/rock estadounidense. Nada de ambiciones experimentales o aventuras con destino incierto.

Ni siquiera se detectan intenciones de volver a la cima con “esa canción que ni Lennon-McCartney olvidaron componer” (cita recurrente en la prensa inglesa de los noventa). Podemos aventurar que desde el fallido Be here now, —a pesar de ser un disco más que aceptable—, Oasis y su forma de construir canciones se cristalizaron de la misma forma que Some Girls (1978) lo hizo con los Rolling Stones.

Así, el debut solista del mayor de los Gallagher no hace nada por romper este marco. Canciones como “(I wanna live in a dream on my) Record machine” o “Stop the clocks”, obedecen a ese rock “monumental” de ritmo aletargado y guitarras eléctricas que hacen un buen contrapunto a las cosas más folk, como “Everybody’s on the run”. Un estilo que dominaba los últimos discos de su ex banda y que a los fans les encantará. De hecho se complementa perfecto con lo que ha publicado Liam Gallagher.

Está claro que a Noel —un tipo inteligente y con un conocimiento avanzado de la historia del pop— le gusta componer así. Es más: si singles como “The death of you and me” son tan clasicistas es porque su política de sonido apunta hacia ese ritmo marchante, el estribillo dramático, el aire baladístico a lo Ray Davies. Aunque, considerando lo que hizo entre 1993 y 1997 —donde pasó del shoegaze al rock de estadios, pasando por el pop orquestado— no debería costarle mucho esfuerzo escribir hits destinados al éxito comercial. O quizá ése sea precisamente su problema.

Noel Gallagher / ”Noel Gallagher’s High Flying Birds” (2011, Sour Mash)
1. Everybody’s on the run, 2. Dream on, 3. If I had a gun, 4. The death of you and me, 5. (I wanna live in a dream on my) Record machine, 6. AKA… what a life!, 7. Soldier boys and Jesus Freaks, 8. AKA… Broken arrows, 9. (Stranded on) The wrong beach, 10. Stop the clocks.

Músicos: Noel Gallagher (voz, guitarra, bajo, batería, teclado, sítar y piano), David McDonnell (guitarra), Mike Rowe (teclados, piano), Russell Pritchard (bajo) y Jeremy Stacey (batería).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s