Antonio Skármeta: “La TV chilena es un caso patológico de desprecio a la creatividad” (14 de junio 2013, La Segunda)

El hombre de “El show de los libros” cree que la batalla por una televisión cultural “está totalmente perdida” y defiende a Cristián Warnken. Dice que TVN tuvo con él “una descortesía brutal”. ¿El agravante?: “El cinismo de los programadores y la estructura política que les da un poder desmedido”.

skarmeta

Por J.C. Ramírez Figueroa

La renuncia de Cristián Warnken y su equipo a seguir haciendo “Una belleza nueva” en TVN encendió un debate sobre el espacio que la televisión abierta le da a la cultura. Esto, debido a un cambio de horario -de 9 a 8 de la mañana, los domingos- que para el equipo fue una señal de que no los querían tener allí.

“Era una forma de decirnos «váyanse». Y cuando uno está con gente que no lo quiere, lo mejor que se puede hacer es retirarse”, explicaba Warnken a “La Segunda” el mismo día que hizo pública su renuncia.

Uno de los grandes referentes en la materia es el escritor Antonio Skármeta, quien logró el milagro de llevar la literatura y el pensamiento al horario prime con “El show de los libros”, desde 1992 hasta 2002. Luego vino la versión internacional “La torre de papel” en People + Arts y proyectos como “Un mundo alucinante” en el argentino Canal (á).

Aunque es consciente del aporte del ciclo y del equipo que trabajó con él, convirtiéndolo en “algo más allá de la literatura”, dice que no volvería a la televisión actual. De hecho, explica, sólo la consume para ver el fútbol y películas.

-La cultura en la televisión chilena ¿es una batalla perdida?

-¡Absolutamente perdida! Y el último episodio fueron las descortesías brutales que tuvieron con el excelente programa de Cristián Warnken. Eso es una demostración de hostilidad hacia la “creación”. Ese es el término que me gusta, más que el de “televisión cultural”.

-Según los críticos, un programa de conversación y sin adornos no está acorde con los tiempos…

-No coincido con ellos. Lo que se hacía en “Una belleza nueva” era una conversación creativa. Y esa creatividad me falta muchas veces en las mismas críticas.

Skármeta cree que Chile es un país donde el espectador carece de opciones “más sofisticadas y que escapan a las reglas de la banalidad de la comercialización de lugares comunes y el halago miserabilista del mal gusto”.

-La televisión chilena es un caso patológico de desprecio a la creatividad, sensibilidad, inteligencia y gracia. Pero tiene un agravante: el cinismo de los programadores de los canales y la estructura política que les da un poder desmedido.

-¿Y en qué consiste esta actitud cínica?

-Hacer discursos permanentes y retóricos proclamando la necesidad de que haya cultura en la TV. Y, al mismo tiempo, la inoperancia de cualquier iniciativa para que se logre. Eso es cinismo. El mismo TVN, que fue extremadamente descortés con Warnken, tiene esa frasecita con una voz supuestamente intelectual diciendo: “Más cultura”. Ya eso se reduciría. Eso es cinismo.

El escritor, dice que a estas alturas ninguna crítica a la TV será efectiva. “En la relación de los canales con las instituciones y el público hay un acuerdo tácito de convivencia insana. Así, muchos de los actores políticos de esta sociedad necesitan de las pantallas que le ofrece esta televisión mediocre y, por ende, nunca van a tomar una iniciativa radical para extirpar esa mediocridad. ¡No quieren enemistarse con lo que ellos mismos necesitan!”, explica.

“No estoy dispuesto a hacer un programa en Chile”

El autor de “Ardiente paciencia” y la obra teatral que inspiró la película “No”, cree que la TV ha dejado “desvalido” al espectador. Un proceso que en las últimas décadas se fue agudizando. “Me parece muy curioso que el movimiento estudiantil, siendo tan certero, agudo y poniendo temas vinculados con la educación en la agenda política, haya pasado por alto este tema. Siendo una necesidad primordial el tema de la imagen que el país se da a sí mismo a través de la TV. Internet es al arte de los solitarios”.

-¿Y no será que la pantalla de esos jóvenes es internet?

-En internet cada uno tiene su propio canal. La TV abierta, en cambio, provoca ritos de comunicación masiva en torno a un asunto particular. Esa tele es la conciencia de país e identidad.

Skármeta recuerda con cariño su “Show de los libros”. Dice que le permitió tener una comunicación sobre asuntos creativos con los espectadores chilenos y que era una pieza artística en sí mismo. Además, se formó un equipo importante con Carlos Moena y Rodrigo Moreno (el padre de Camila), que les permitió obtener una alta audiencia.

-¿Volvería a hacer un programa en Chile?

-No estoy dispuesto. Me parecería humillante dialogar con quienes hacen la TV actual. Y no es un acto de soberbia, sino que lo digo con la mayor humildad: No quiero pisar escenarios donde reina impunemente la mediocridad. Y ésa es la situación de la TV nacional chilena.

Sólo Mega y La Red tienen cultura en el prime

Según el último informe del CNTV sobre programación cultural en TV abierta (programación de marzo) todos los canales nacionales cumplen la exigencia de transmitir una hora de programación cultural en horario de alta audiencia.

TVN es el canal que más minutos emite, aunque exclusivamente los fines de semana. Lo sigue CHV , con programas internacionales, también sábados y domingos. Canal 13 es el que ocupa el último lugar -tras UCV-TV y Telecanal -, transmitiendo sólo “Recomiendo Chile”, los domingos en la tarde. Sin embargo, a diferencia de las otras estaciones, posee la señal de Cable 13C que emite prácticamente un 100% de TV cultural.

Sólo dos canales emiten programación en horario prime (después de las 22 horas): Mega con sus documentales internacionales (“Apocalipsis Hitler”, “Apocalipsis Hiroshima”) y La Red con “Chile se moviliza”, que ahora fue reemplazado por la serie documental “Adictos al claxon”, cada domingo.

Sobre la nueva exigencia de la Ley de TV Digital de transmitir al menos 2 horas de contenidos culturales en el prime, Javier Villanueva , gerente de programación de Mega dice que se puede tomar desde dos aristas: la obligación de las 2 horas o desde la mirada de los contenidos culturales entretenidos. “Es bajo este segundo prisma que Mega aborda este tema, y lo hemos venido haciendo con diversidad programática, que va desde «Tierra Adentro» hasta el ciclo de «Llos Mejores Documentales del Mundo», que justamente se programaron en prime”.

Para el ejecutivo, “la conversación se debe centrar en el contenido y no en el horario, ya que si un producto es atractivo para las audiencias, la programación se hace lógica para el horario demandado”.

Javier Urrutia , director ejecutivo de La Red , distingue entre la libertad de programar de acuerdo con una línea editorial o cumplir la exigencia del CNTV (para que un programa sea validado como cultural debe programarse entre las 18:00 y las 00:30). “El CNTV entiende, a grandes rasgos, que los programas culturales son aquellos dedicados a las artes o a las ciencias. Nosotros pensamos que esa es una definición correcta, pero básica y limitada”, explica. “Muchos programas, incluso muchos reportajes, cuando se han hecho con rigor periodístico y aportan a la discusión social, promoviendo los valores de nuestra sociedad, debieran ser considerados como culturales. Francamente, que nuestra ciudadanía aprenda del comportamiento del suricato parece menos relevante que el fomento de la educación cívica, que parece quedó en el olvido”.

Versión web: http://www.lasegunda.com/Noticias/CulturaEspectaculos/2013/06/855802/antonio-skarmeta-la-tv-chilena-es-un-caso-patologico-de-desprecio-a-la-creatividad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s