Philip Glass, Nicanor Parra y Tololo Ugarte (28 de noviembre, La Segunda)

Espectaculos@1_GTN2B9QBS_1_23556054 (2)

 

Por J.C. Ramírez Figueroa

Una sorprendente intervención-homenaje a Philip Glass se desarrolló este jueves a un costado del Teatro Municipal de Santiago: Cristóbal “Tololo” Ugarte (21) -nieto de Nicanor Parra y emergente músico nacional- se sentó frente a un piano de cola e interpretó cuatro composiciones propias, además de una cueca.

“¡Ojalá hubiera tenido esta popularidad a los 21 años!”, le dijo Glass, uno de los compositores vivos más importantes del mundo, que llegó de sorpresa a conocerlo.

“Es que soy nieto del poeta Nicanor Parra”, le respondió Ugarte con humildad. Esto motivó una interesante conversación sobre poesía, música y los años 60 entre Glass y Tololo.

Si bien el compositor neoyorquino -que se presentará en La Cúpula de Parque O’Higgins- desconocía el legado de Parra, sabía perfectamente quien era Allen Ginsberg, mítico autor de la generación beatnik que grabó un disco junto a él: “Hydrogen jukebox” (1993). De hecho, en sus conciertos en Chile interpreta una pieza: “Wichita Vortex Sutra”.

“Mi abuelo fue su amigo y traductor acá en Chile”, le explicó orgulloso Tololo. Una vez terminado el concierto, declaró a “La Segunda: “No sé si entendió lo que le explicaron de Nicanor Parra. Le tuve que contar que Ginsberg era muy amigo de mi abuelo, que cuando venía a Santiago se alojaba en mi casa y que se inspiraban mutuamente… El no tenía idea que había venido a Chile. Estaba sorprendido”.

Luego de esta “cumbre”, el joven músico chileno interpretó canciones que ha subido a internet (soundcloud.com/cristobal-h-ugarte): “El eterno retorno”, “La cuerda floja” y “Palabra de Glass” y una estremecedora canción lenta -aun sin título- que tenía a Glass muy impactado.

“Tiene 21 años. Es joven. Es talentoso. Creo que tiene buen oído y buenas manos”, señaló Glass a “La Segunda”.

Sobre la canción dedicada a él dijo estar “orgulloso de eso”, pero que pronto el joven músico “comenzará a emprender su propio camino”.

-¿Y la cueca?

-¡Fue fantástica! Me gustó esa música folclórica local. ¿La toca muy bien no?, le dijo mirando a Andrés Rodríguez.

Luego de la presentación y los saludos entre ambos, Tololo relató cómo se gestó este encuentro. “Hace un año sabía que venía Philip Glass. Lo primero que hice fue comprar las entradas. Quería mandarle mi disco (“Analfabeto”, 2013) , pero no pasó nada con eso. Hace una semana se me ocurrió hacerle este homaneje, justo el día que se incendió el Municipal. A todos les encantó la idea.

-¿Estabas enterado que iba a escucharte el mismísimo Glass?

-Yo sabía su agenda y lo ocupado que podía estar. Por la edad, tiene sus mañas también. Me habían tratado de invitar a una comida pero no resultó. Yo dije: “Ok, Philip Glass no tiene ganas de nada, le da lo mismo, no le llegó el disco, que se lo traté de mandar por mail. ¡Nunca me imaginé que iba a llegar! Yo daba por sentado que no iba a venir, por el calor, sus compromisos, la gente… De repente estaba ensayando y lo primero que veo es a él. Lo vi y casi me voy de espaldas.

-¿Qué dice tu abuelo del homenaje por los 100 años?

-El está super bien, igual que siempre. ¡No le entran balas! Los planes él no los hace, lo hacemos nosotros. Partió siendo un libro de imágenes de toda su vida y ahora ya se está sumando más gente: una exposición en el GAM y estamos pensando, más en grande, en poner en cada plaza de todas las regiones de Chile una pantalla donde se va a mostrar un documental sobre toda su vida, que se está grabando ahora.

Andrés Rodríguez y Carolina Tohá miraban orgullosos. Glass, atento y emocionado. “Dos generaciones, nacionalidades y escuelas distintas para llegar al piano se mezclaron”, señaló la alcaldesa. “Hasta se mandó una cueca, fuera de programa. ¡Estamos pensando todo tipo de ideas con la cueca al piano!”. Sobre el futuro del teatro dijo que “vamos a tener que hacer un enorme esfuerzo por sacar adelante al teatro y fortalecido. Tendremos que buscar locaciones alrededor de él, mientras se reconstruye”.

El Municipal continuará su temporada en el Teatro Caupolicán desde el 3 de diciembre con una noche dedicada al centenario de “La consagración de la primavera” de Stravinsky, bajo la batuta de Paolo Bortolameolli.

 

La Segunda Digital

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s