Así será el sorprendente “Desplazamiento del Palacio de La Moneda” (14 de enero 2014, La Segunda)

Mezcla de minga y procesión, la obra tendrá hoy a decenas de agrupaciones ciudadanas cargando una maqueta de dos metros (y casi 100 kilos) hasta La Legua. “Hermanar esos lugares es un acto de justicia poética”, dice Roger Bernat, el director .

Espectaculos@3_GHF2CA6PK_1_23918607

Por J.C. Ramírez Figueroa

Más que convulsionar Santiago con la obra “Desplazamiento del Palacio de La Moneda” , lo que quiere el director catalán Roger Bernat es hacer visible a la gente y las historias olvidadas de la ciudad.

Se trata de una delicada maqueta del edificio de gobierno, de dos metros y cerca de 100 kilos, hecho de madera y que se desplazará como si fuera una procesión o minga chilota. Se moverá por las calles de Santiago, a partir de las 18:30 horas, desde La Moneda hasta la explanada del Cementerio General, en San Miguel.

“Todas las ciudades tienen trayectos simbólicos que varían con el tiempo: las procesiones funerarias, las manifestaciones del 11 de septiembre. Son recorridos que hablan de su historia, pero nosotros hacemos un trayecto peculiar: Vamos desde el centro a la periferia”, explicó Bernat esta mañana a La Segunda , antes de llegar al Centro Cultural de España, donde “descansa” la maqueta.

“Los trayectos en general son visibles, pero nuestra voluntad es hacerlo inverso y volver frágil a La Moneda. No tratarla como el símbolo inamovible que es, sino entregársela a las personas, para que ellas hagan y digan lo que quieran”.

Este recorrido continúa con una segunda parte mañana, a las 18:30 horas, desde San Miguel hasta la Plaza Salvador Allende de La Legua.

“Eso es lo que se le pide a un espectáculo democrático. Redistribuir la riqueza del centro a la periferia. Y eso lo construimos entre todos”, dice Bernat, quien ya llamó la atención en Santiago a Mil con obras como “Dominio público” y “Pendiente de voto”. Ambas igual de participativas y cuestionadoras sobre las bases en que construimos nuestra sociedad y política.

Para “Desplazamiento del Palacio de La Moneda”, el equipo estuvo seis meses en conversaciones con más de 35 agrupaciones ciudadanas. Así por ejemplo, los bomberos de San Miguel pudieron compartir con el Movimiento 81 Razones (compuesto por familiares de los fallecidos en el incendio de la cárcel de esa comuna el 2010). “Ellos fueron los primeros en ayudarlos, y los parientes estaban muy agradecidos”.

También incorporó a un mítico carro de bomberos que fue capturado por el MIR en los años ’80, que ahora es considerado una reliquia y será usado para transportar esta maqueta de La Moneda. “Es uno de los ejemplos históricos de la resistencia, que tendrá un breve recorrido por Santa Rosa”, adelanta el director.
“Ni La Legua es tan fea, ni La Moneda tiene el poder que pretende”

Participarán los Furiosos Cicilistas llevando la maqueta y también una de las asociaciones contra la construcción del proyecto Alto Maipo, que harán que esta Moneda se hunda en el agua. “Todos tendrán libertad de manifestarse y hablar por ese balcón, donde tradicionalmente habla el Presidente. Será el pequeño minuto presidencial”.

“A todos les pasa algo cuando se les nombran esta obra”, cuenta Roger. “Todos sonríen, se sorprenden. Gente de cualquier clase social y lugar de Santiago te responde con una sonrisa”.

-¿Qué esperas al final de todo esto?

-Que esta Moneda se siga utilizando en el futuro, que tenga una vida posterior. Pero también hay que pensar que es muy delicada, a pesar de los casi 100 kilos. Habrá que cuidar que no se caiga. Pero, como esto es una minga, cuando termine mañana habrá una gran fiesta en La Legua.

-¿Por qué decidieron terminar el recorrido en La Legua?

– Queríamos llevar La Moneda a la comuna con la renta per cápita más baja de Santiago. Nos metimos a la encuesta Casen y vimos que era San Joaquín, y el sector de La Legua era el más frágil. Así armamos el recorrido: a la deriva y dejándonos llevar por las particulares reinvindicaciones de las asociaciones que fuimos encontrando. El recorrido no es el más corto, pero llegar a La Legua es el más necesario.

-¿Cómo fue el proceso de armar esta procesión?

-Azarozo. Paseamos y hablamos con esta gente que no tiene muchos espacios para expresarse públicamente. Ese es el sentido del proyecto: Volver central lo periférico. La Moneda sólo tendrá sentido si se convierte en símbolo de todas las voces. Eso pasa entre La Moneda y La Legua: se ven como el centro de la luz y el centro de la oscuridad. ¡Y ambas cosas son ficciones! Ni La Legua es tan fea, ni La Moneda tiene el poder que pretende. Hermanar esos lugares es un acto de justicia poética.

La Segunda Digital

link

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s