Marcelo Casals y el particular anticomunismo de Chile

El historiador acaba de lanzar La creación de la amenaza roja, una revisión histórica política.

Por Juan Carlos Ramírez F., 24 de junio de 2016

El 2 de septiembre de 1964, Juanita Castro, hermana de Fidel, se dirigió por radio a todo Chile. En rigor, era una grabación, donde la mujer (agente de la CIA, como reconocería el 2009) alertaba sobre los efectos del comunismo en Cuba, “una inmensa prisión rodeada de agua”, donde habría más de “175.000 prisioneros”. La prensa local reprodujo estas declaraciones como parte de una renovada -e intensa- campaña contra el comunismo en Chile, ad portas de las elecciones de ese año, donde Frei le ganaría a Allende.

Para el historiador Marcelo Casals (33), el anticomunismo es apenas “una nota a pie de página” en la Historia de Chile. Un tema que, a pesar de que invadió todas las capas sociales, está invisibilizado. Por eso acaba de lanzar “La creación de la amenaza roja” (LOM, 2016).

Aclara que no milita y que su visión, como historiador, es “crítica”. “La tradición anticomunista de la cultura política chilena se nutre de imágenes muchas veces distorsionada y con fines propagandísticos, pero que tenían un fundamento real”. Titulado de la UC, actualmente cursa un doctorado en la U. de Wisconsin-Madison. Está investigando sobre la relación de las clases medias y la dictadura. Es también editor de la web de política y actualidad Red Seca.

-¿Ha cambiado la percepción del comunismo en nuestro país?

-Tanto como ha cambiado el comunismo en el mundo. Aunque aún existe una visión antigua, sobre todo ligadas a los discursos justificadores de la dictadura. Allí tienes a Gonzalo Rojas, que es un remanente de anticomunismo clásico. Una pieza de museo. También hay un pinochetismo popular en retirada. Y e escucharon ciertos ecos de interpretaciones anticomunistas con el movimiento estudiantil: “las marchas están dirigidas por subversivos”, “los dirigentes son manipulados por el PC”.

-¿Es tan absurdo pensar en un presidenciable comunista?

No los veo tan interesados en eso. La postulación de Gladys Marín en 1999 fue testimonial. En los 90 asumieron una marginalidad, pero ahora están integrados con éxito a la institucionalidad estatal desde una perspectiva reformista avanzada. Algo que no es nuevo, desde los 30 el PC participó activamente en el juego democrático. Tienen claro los anticuerpos que generan y son inteligentes al asumirlos estratégicamente.

creacion-de-la-amenaza-roja

-¿Violencia “en estado de contenido” como diría un psiquiatra?

-Totalmente. No hubo “pasaje al acto”. Era parte del discurso, pero no una realidad. Y eso ha sido instrumentalizado para atacarlos.

-¿Cómo ves su relación con otros movimientos de extrema izquierda?

-Grupos como Izquierda Autónoma y otros (excluyo a RD, ya que no estoy del todo seguro de que esté a la izquierda del PC) han venido a ocupar un espacio que antes ocupaba el propio PC. Queda por ver qué tan exitosos serán sin una estrategia tendiente a la integración en la institucionalidad estatal.

La minifalda de Gladys

-¿Qué piensas del cuestionamiento al auto y hasta la nana de Camila Vallejo?

-Esos ataques son más viejos que el hilo negro. A Allende también lo cuestionaban desde siempre. Son parte del juego político, que no es completamente racional. Por otro lado, tiene que ver con la intención de mostrar al comunismo como una fuerza política que esconde sus objetivos tras una retórica igualitarista.

-¿Hay machismo en el ataque?

-Gladys Marín ya en los 70 era destacada por usar minifalda. Se hacían bromas y referencias al tema. Hay machismo, pero en la propia idea de la mujer en la política. Lo particular del PC es que ha sido capaz de construir liderazgos políticos femeninos con proyección nacional, como quizás ningún otro partido lo ha logrado. Y no tienen que ver con dinastías políticas o apellidos de renombre, sino con la conducción de movimientos sociales en momentos de efervescencia. El caso de Vallejo es el más notable, quizás por lo mismo ha sido tan vilipendiada.

-A Neruda sus enemigos lo molestaban por ser “comunista con tres casas”.

-Las propias inconsistencias del comunismo criollo, sobre todo su adhesión al modelo revolucionario soviético, daban pie para que ese tipo de acusaciones fueran más que plausibles para muchos. Por ejemplo, el PC no pudo deshacerse del todo de la noción de dictadura del proletariado, que iba en la dirección contraria de su propia práctica política más en la línea de Allende y de una transición democrática e institucional al socialismo.

-¿Alguien puede temerle al comunismo hoy?

-El sector empresarial, ya que se opone directamente a los valores que lo sostienen. Pero el anticomunismo ya no es una fuerza política e ideológica relevante, como lo fue hasta la dictadura militar. El declive de la idea revolucionaria conlleva también el ocaso de la idea contrarrevolucionaria.

-El costo fue su pragmatismo: Teillier y Vallejo alineados con Bachelet.

-Es que el PC siempre ha sido leal. Mira a la DC o a los socialistas cómo se desmarcan del gobierno. No existe partido más leal y disciplinado que el PC.


La lucha de clases

“Era visto como una amenaza real”
-En el libro aparece la Iglesia Católica recomendándole a la clase trabajadora agradecer al patrón lo que le da…

-La creencia en la existencia de clases compactas y definidas era potente. Todo esto hizo que el comunismo fuera visto como una amenaza real, de origen extranjero, pero con gran presencia en Chile. Del mismo modo, la noción de lucha de clases era visto como una invención de la izquierda y no como un dato de la realidad. Una de las cosas que más irritaban a lo que genéricamente podemos llamar “pensamiento conservador” en Chile era la oposición del comunismo a la utopía de una sociedad desigual pero armónica.

link

LP2V43DV.jpg

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s