Gonzalo Contreras: “No hay nada peor que la histeria mediática; Bolaño es un caso de eso”

Mientras prepara la continuación de El nadador, repasa el ambiente literario nacional.

Mira@3_GT8362IDR_1_36436801.jpg

 

Por Juan Carlos Ramírez F. (6 de junio de 2017, La Segunda)
Por estos días Gonzalo Contreras trabaja en el libro sucesor de “Mañana” (2015) y que él define como “una continuación de «El nadador»”. Se trata de una novela que nace a partir de la hija de Max Borda, protagonista de la obra de 1995 y que fue señalada por la crítica como pieza fundamental de la nueva narrativa chilena.

Sin embargo, no tiene problemas en desconectarse del trabajo y mantener las aguas que lo han separado con varios de sus colegas. Fue hace más de una década cuando en el desaparecido Diario Siete, Germán Marín usó el término “nenes” para aludir a los jóvenes que lo admiraban tras su regreso a Chile en 1992 tras su exilio en México y España.

Contreras reaccionó en una columna en La Tercera disparando con nombre y apellido: Rafael Gumucio, Alejandro Zambra, Álvaro Bisama, Camilo Marks, Andrés Gómez Bravo y Matías Rivas. Los acusaba de “talibanes” que conspiraban para hacerlo ganar el Premio Nacional (que hasta ahora no obtiene) y, de paso, controlar el ambiente literario chileno.

“Cuando dijo que al ser atacado movilizaba a sus «nenes», me pareció ilustrativo de un fenómeno por entonces incipiente: la extraña connivencia y redes de protección entre autores, academia y medios”, dice ahora Contreras.

Al parecer la guerra continuó y se manifestaba en cosas como las críticas cada vez que Contreras saca una novela -“Mecánica celeste” (2013), “Mañana” (2015)-. Y él a su vez responde a críticos y autores, que a su vez vuelven a responder.

“Qué espíritu de cuerpo, qué escritores más institucionales”, dice con ironía. Y agrega: “Me gusta y divierte sacudir esas estructuras por el revuelo que se arma cuando se las interpela, porque uno de sus desvelos ha sido justamente ése, no ser tocados, analizados, cuestionados”.

Dice que sus admiradores estaban “más preocupados de ocupar situaciones de poder que de producir una obra significativa” y bajo su influencia aparecieron ciertos escritores jóvenes, pero se omitieron otros (cita a David Núñez, Nicolás Bernales o Luis Felipe Sauvalle).

“Hay mucha sumisión”

Para el entrevistado “el ambiente intelectual es y debe ser el campo de batalla de la civilización”. Algo que choca con “esta suerte de letargo, complacencias mutuas, amiguismos y ternuras que han vuelto gris y burocrática la creación literaria actual”.

-¿De verdad Marín concentró tanto poder?

-Todavía está muy activo. A veces lo diviso en un café, acompañado de Juan Manuel Vial, impartiendo instrucciones.

-¿Como evalúas las carreras de esos “nenes”?

-Sacaría de ahí a Pato Fernández, porque hace camino propio. Los demás son todos funcionarios o profesores de una misma universidad. Me cuesta verlos por separado.

-En ese texto criticabas el rol de la prensa y crítica.

-No hay nada peor que la histeria mediática; Bolaño es un caso de eso. Son euforias desmedidas que intentan reemplazar el ejercicio crítico al que se somete toda obra de creación. El análisis de un libro no puede ser una cosa meramente emocional o una cuestión de adhesiones o pertenencias. La obra debe hablar desde sí misma. Hay mucha sumisión de los críticos.

-¿Por qué crees que bajo ese contexto se pusieron de moda las novelas sin trama y con un párrafo por página?

 Se debe a esos escritores que se autodefinieron como la “generación de los niños” o “de los hijos”, que refiere todos sus males al papá y a la mamá. Pero son muy injustos, porque son ellos a los que les compraron el Atari y el Play Station con que jugaron durante toda la dictadura y luego la transición.

-¿Es peor nuestra escena cultural comparada con otras?

-Es lo mismo. La crítica posmoderna no refiere al valor de la obra, sino a quién es el autor, su procedencia, si pertenece o no a determinada minoría oprimida, si tiene credenciales en sufrimiento y segregación. Es así en todo el mundo.

link

T8362IDR

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s