José Santos Herceg: “Los fantasmas vuelven porque existe una deuda impaga, en este caso hay una deuda de justicia que no ha sido cancelada” (9 de enero 2020, The Clinic)

Crédito: Javiera Santos Pizarro

Por estos días el académico de la USACH publicó “Lugares espectrales”, un recorrido por los lugares donde se torturó y se hizo desaparecer en una Dictadura que, advierte, está lejos de acabarse. “Lo que está haciendo carabineros hoy es lo que hacía durante la dictadura e incluso antes de ella”, dice a The Clinic.

Por J.C. Ramírez Figueroa

José Santos Herceg es un académico que acostumbra a ponerse ropa deportiva y salir a trotar casi todos los días. “Me preparo cuando llegue el apocalipsis”, le decía a su familia, amigos y a quien quiera escucharlo, “Imagínense que es el 10 de septiembre de 1973 y alguien le dijera que ocurriría un Golpe con muertos, exilio y desaparecidos y que había que estar preparado incluso físicamente, les agregaba antes de salir de la casa. Cuando Piñera decretó estado de emergencia, hace ya tres meses, sus hijos le dijeron: “Papá, tenías razón”. Lo cuenta apenas sonriendo, bien consciente de lo terrible que puede llegar a ser una anécdota. 

Acaba de publicar Lugares EspectralesUna topología testimonial de la prisión política en Chile  (Colección IDEA/USACH, 2019), un recorrido fantasmal —a través del relato de las víctimas— por los lugares donde se detuvo, interrogó, torturó, asesinó y se hizo desaparecer personas durante la Dictadura de Pinochet. Si el Informe Valech I (2004) señala que fueron 1.132, se ha ido incrementando y muy posiblemente, señala el libro, “nunca se logre dar cuenta de la magnitud de lo acontecido”. Son lugares desmantelados, destruidos de raíz o convertidos en otras edificaciones. “Esto demuestra que la Dictadura y sus mecanismos nunca desaparecieron, sino que continúan, a pesar del discurso de olvidar el pasado y mirar hacia adelante”, dice Santos pensando en casos emblemáticos del presente estallido social como el Metro Baquedano o el Mall de Quilicura que, a pesar de las denuncias de ser posibles centros de torturas, inmediatamente fueron intervenidos o quemados en extrañas circunstancias. 

Seguir leyendo acá

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s