This Year´s Model (Deluxe Edition)

evlismodel

Por J.C. Ramírez Figueroa (4 de marzo 2008, Emol)

“No quiero besarte / no quiero tocarte / no quiero verte / ya no te extraño”, canta nerviosamente Elvis Costello en la muy furiosa y Beatle “No action”. Es el primer disparo de su camara fotográfica. Ésa que nos apunta desde la portada de This year’s model (1978). Un gran nombre que, según el sitio Criticablog, “operó tal vez como una hipnosis en la época” al atrapar al oyente buscándole interpretaciones. Podría ser una ironía ante todo el punk sucio, electrónica alemana, disco-funk afiebrado y rock de estadios de moda el ’78. O Costello se refería a si mismo como personaje renovador del pop “cuyo título parece vigente cada año”. O quizás era solamente una frase que sonaba muy bien.

Tres décadas después, lo importante es constatar el golpe que This year’s model dio sobre la naciente escena post-punk inglesa. En efecto, mientras las bandas del sello Factory estaban más ceranos a las escuelas de arte, Costello era un obsesivo con sus colecciones de discos. Por eso en lugar de sonar “experimental” o “difícil”, Costello era vital, melódico, pop. Ambas opciones fueron una alternativa al hiperventilado punk de la época, donde los Sex Pistols e incluso The Clash pre Sandinista! querían “destruir el sistema” sonando como Chuck Berry y haciendo giras como las de Kiss.

Sincretismo perfecto entre el pop de los ’70 y la apertura post-punk, el álbum te atrapa y no te suelta jamás. Ojo con el aporte de su excelente banda The Atractions. Con las mismas baterías del David Bowie asociado con Brian Eno desarrolla, “This Year’s Girl” es una melodía tan dulce como cualquier banda de la invasión británica. “The beast” es un soul dominado por un órgano. “Hand in hand” y “Lip service” están repleta de estribillos y se emparentan con el powerpop estadounidense que surgiría con fuerza un año después. “Living in paradise” tiene cadencia jamaicana y más coros Beatle. “Radio radio”, que cierra el disco, es sencillamente perfecta, con sus teclados, acordes, baterías a lo Ringo y esa forma de cantar marca de fábrica de Costello.

Los extras, como suele suceder, sólo potencian a la obra homenajeada. Versiones más crudas o descartes como “Running with angels”, que incluye una partida falsa donde pide disculpas por equivocarse y después la ejecuta perfecta. O la versión de guitarras fuertes de “This Year’s Girl”. Además hay descartes, tomas en vivo y de la radio. Un apetitoso suplemento de un disco fundamental. El 2005 iba a visitar Chile pero la baja venta de entradas impidió el concierto. ¿Qué pasó con los “melómanos” y sus amigos, tan asiduos a citar las bandas que conocen en los foros? ¿Acaso tendrá que enfermarse gravemente o sacar un documental con Scorsese para que se animen a conseguir sus grabaciones?.

 

link

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s